Cuando sonreímos no solo mostramos los dientes, sino que también dejamos ver buena parte de las encías. Sin embargo, aunque nos suele preocupar mucho el color de los dientes, no solemos prestar atención al color de nuestras encías. Y eso que éstas nos pueden dar muchas pistas de nuestra salud.

Unas encías sanas tienen que ser de color rosa claro o coral, que es un poco más intenso. Otras coloraciones, como las blanquecinas, enrojecidas o amoratadas, pueden ser síntoma de alguna enfermedad o infección.

Hoy te enseñamos a identificar estas tonalidades anormales y te damos pistas de sus posibles causas. En cualquier caso, si detectas alguna anomalía en la coloración de tus encías, te recomendamos que acudas a la Clínica Dental Félix Izquierdo de Mérida, donde podremos ofrecerte un diagnóstico concreto para tu caso.

El color de tus encías puede ser…

Tono pálido o blanquecino

Suele ser señal del inicio de una gingivitis, pero también puede indicar unos niveles bajos de hierro en sangre, especialmente si también sentimos la lengua hinchada.

Morado

Suele ocurrir en los casos más graves de gingivitis que el color de las encías pasa del rojo al morado.

Manchas blancas

Si desaparecen al pasar una gasa, lo más probable es que se trate de candidiasis oral, una infección provocada por el hongo Candida albicans que suele afectar a personas con las defensas bajas. La candidiasis puede producir dolor al tragar, boca seca y sangrado, y se trata con fármacos antimicóticos que puede recetarte tu dentista en Mérida.

Las manchas blancas también pueden deberse a una llaga causada por una mordedura, causas hormonales, déficit de vitaminas o minerales…  En cualquier caso, hay que tener en cuenta que si tarda en curarse más de 21 días puede tratarse de una lesión precancerosa.

Rojo brillante

Si además está inflamada y sangra con facilidad, es síntoma de gingivitis, que si no se trata a tiempo puede llegar a causar la pérdida de piezas dentales.

Ennegrecido

En el caso de las personas que consumen tabaco es muy común la melanosis del fumador. La buena noticia es que se trata de un cambio reversible: cuando se deja de fumar, la encía se aclara.

La melanosis gingival también puede estar causada por algunos antidepresivos y anticonceptivos orales.

 

Como hemos visto, un cambio de color en las encías puede ser síntoma de enfermedades que van más allá de las puramente bucodentales. Es por esto que te recomendamos que, si detectas algún cambio en tu coloración, no dudes en venir a visitarnos a nuestra clínica de salud detal en Mérida (Badajoz).