Pocas sensaciones son tan liberadoras como la que se produce cuando, al acabar un tratamiento de ortodoncia, se retira la aparatología de nuestra boca y vemos esa sonrisa ideal en el espejo. Es una sensación de felicidad, alivio y bienestar personal que nos hace estar por momentos en una auténtica nube.

Sin embargo, este momento no supone el final del tratamiento de ortodoncia. Aún queda algo tan importante como el propio tratamiento de corrección en sí, la fase de retención.

Para buscar estabilizar y asegurar los resultados obtenidos, nuestros pacientes deberán llevar durante una temporada un sistema de retenedores de ortodoncia (que suelen ser una férulas removibles y traslucidas), lo que garantizará el éxito total del tratamiento.

¿Por qué son tan necesarios los retenedores?

Hay un dicho muy común en Odontología, que es el de que “los dientes tienen memoria”.

Lo cierto es que, tras mucho tiempo moviéndolos poco a poco y si no se estabiliza esta nueva posición dental de tu arcada, tus dientes pueden comenzar a dar marcha atrás y recular buscando sus antiguos espacios.

Para evitar que las piezas se desplacen de nuevo a su posición inicial se usan estos retenedores de ortodoncia. No respetar su uso y no seguir al pie de la letra la palabra de nuestra ortodoncista puede hacer que todo el tratamiento de ortodoncia no haya servido para nada. Incluso, en algunos casos, el paciente tendría que pasar por una nueva ortodoncia al cabo de los años.

¿Cuánto dura esta fase de retención?

Dependerá, como siempre en Odontología y Ortodoncia, de cada caso. Aunque lo general es que primero tengas que llevar los retenedores de ortodoncia todo el día y al cabo de un tiempo solo por la noche. Esto en el caso de los retenedores removibles, claro. Hay otro sistema de retención, que es fijo, que deberá llevarse de por vida.

Lo habitual suele ser que durante los primeros 6 meses los lleves siempre puestos, y posteriormente te los tengas que colocar solo para dormir entre 2 y 3 años más. Pero, ya decimos, será nuestra ortodoncista quien te oriente mejor al respecto cuando llegue el momento.

¿Crees que puedes necesitar un tratamiento de ortodoncia? No dudes en pedir cita en nuestra clínica dental en Mérida.