Hay numerosos problemas interdentales que surgen por no tener una higiene oral diaria adecuada. La mayoría de los pacientes que acuden a Clínica Dental Félix Izquierdo nos ha confirmado que, normalmente, solo utilizan el cepillo dental, dejando de lado cualquier otro elemento: seda dental y/o colutorio. De igual manera, es habitual que el cepillado de la dentición se realice de forma incompleta, dado que se suelen limpiar los dientes solamente por tres caras, cuando en realidad estos tienen cinco.

Las bacterias que se acumulan entre una cara y otra de las piezas dentales acaban creando una placa alrededor, favoreciendo la aparición de patologías bucales como la gingivitis o la caries, además de muchas otras. En la parte de los dientes a las cuales el cepillo no llega, es donde, usualmente, surgen los problemas dentales. Por ello, queremos indicaros las 3 afecciones más comunes que aparecen como consecuencia de usar solamente el cepillo como elemento de higiene bucodental:

  1. Halitosis: el mal aliento puede llegar a afectar a cualquier persona, incluso de manera psicológica, a la hora de relacionarse con los demás. En dos de cada tres casos de pacientes que sufren esta patología, las bacterias que portan en su espacio bucal han sido la principal causa del problema.
  1. Enfermedades periimplantarias: se producen por la acumulación de placa bacteriana en la zona de los implantes dentales. Los últimos estudios indican que un 20% de los pacientes que se someten a un proceso de implantología oral padece una periimplantitis (infección del hueso que rodea el implante) entre 5 y 10 años después de someterse al tratamiento. Cuidar las encías es fundamental para colocar implantes dentales. Por ello, nuestro equipo de odontólogos insiste en que estos deben tratarse como si fuesen dientes naturales o incluso más.
  1. Enfermedades de las encías: la gingivitis y la periodontitis son las dos enfermedades de las encías más reconocidas. Ambas tienen su origen en la acumulación de la placa bacteriana entre la zona interdental y el surco gingival. Una persona que padezca alguna de estas afecciones tendrá las encías enrojecidas e inflamadas. Además, durante el cepillado es muy probable que se produzca un sangrado de la zona afectada.

En caso de que tengas alguna duda sobre el proceso de limpieza interproximal, puedes acudir a nuestra clínica para que te aconsejemos a la hora de elegir el método de higiene más adecuado para ti, garantizando así una rutina diaria realmente completa.