Las muelas del juicio son unos de los aspectos odontológicos que más dudas suscitan entre la población. ¿Cuándo salen? ¿Le salen a todo el mundo? ¿Qué misión tienen? ¿Por qué erupcionan más tarde? ¿Duelen? Y, sobre todo, ¿es necesario extraerlas? En realidad, no siempre; pero serán nuestros dentistas en Mérida los encargados de explicarte cuándo conviene quitarlas.

Qué son las muelas del juicio

Las muelas del juicio, también conocidas como cordales, son 4 muelas – una por cada cuadrante- que emergen en la parte posterior de la dentición.

No tienen una verdadera misión actualmente. Nuestros antepasados las necesitaban para masticar determinados alimentos, por lo que son fruto de la evolución del ser humano.

No a todo el mundo les suele salir estos terceros molares, pero cuando lo hace es en torno a los 18 años. A veces, cuando están erupcionando, el paciente puede experimentar algún dolor o molestia. Sin embargo, no por ello va a ser necesario extraerlas. En nuestra clínica dental en Mérida siempre optamos por valorar cada caso antes de llevar a cabo cualquier tratamiento.

Cuando es necesario extraer las muelas del juicio

Los principales motivos por los cuales nuestros dentistas en Mérida deciden extraer los cordales son:

  • Aparición y proliferación de bacterias e infecciones. A causa de esto, pueden aparecer caries o inflamación de los tejidos.
  • La existencia de un quiste o tumor.
  • Cuestiones ortodóncicas. En algunos casos, si queremos mover los dientes hacia atrás, sería necesario ganar el espacio que ahora ocupan las muelas del juicio.

Si hubiese que extraer alguna muela del juicio, nuestro odontólogo o cirujano maxilofacial realiza una sencilla cirugía en la que, por supuesto, aplicamos anestesia local.

En caso de dolor, no dudes en acudir a Clínica dental Dr. Félix Izquierdo; buscamos las mejores soluciones para cada sonrisa. ¡Contacta con nosotros!