Quizás estés pensando que necesitas una ortodoncia, o que alguno de tus hijos debería acudir a este tratamiento.

Gracias al avance de la Odontología, hoy en día en nuestra clínica dental en Mérida podemos asegurar unos excelentes resultados antes siquiera de comenzar cualquiera de estos tratamientos. ¿Cómo lo hacemos? Usando todas las herramientas que están a nuestra disposición para realizar un estudio de ortodoncia completo y detallado.

¿Cuáles son las pruebas que se hacen durante el estudio de ortodoncia?

Para garantizar que el tratamiento de ortodoncia llegue a buen puerto nuestros ortodoncistas prepararan cuatro procedimientos básicos con el paciente, que podrían ser más dependiendo de cada caso. Esta primera toma de contacto con la dentición de los pacientes es totalmente indiferente del problema que presenten.

Cefalometría:

Es una radiografía de perfil. Es decir, se toma una radiografía lateral de nuestro cráneo con la que nuestro ortodoncista en Mérida puede conocer con detalle cuáles son las proporciones del cráneo y cómo se reparten las distancias y conexiones entre diversos puntos de la boca y los dientes.

Ortopantomografía:

Esta es una radiografía frontal. En ella se podrán apreciar, además de todas las piezas dentales, el estado óseo de tu mandíbula y maxilar. Ante la presencia de ciertos problemas descubiertos a raíz de esta prueba, también podrá completarse con un TAC Dental para conocer el estado de los tejidos blandos de nuestra boca, como las encías.

Modelaje de la boca:

La toma de un modelo tridimensional es un ejercicio que no tiene por qué descartarse a pesar de tener disponibles técnicas tan avanzadas como las radiografías actuales. Y es que ayudan mucho a que nuestros profesionales tengan una visión a escala real y completa de la dentición del paciente sin que este tenga que estar presente. Así se ahorran visitas al dentista y nosotros podremos trabajar con más tranquilidad en cada caso.

Estudio fotográfico:

Es la tarea más sencilla y nos acompañará en todo el proceso de la ortodoncia. Se realizarán siempre un mínimo de seis fotografías, tres intraorales y tres extraorales. Las fotos nos servirán de referencia para comprobar la evolución del tratamiento en la boca del paciente.

Estos cuatro procedimientos componen el estudio de ortodoncia. Gracias a ellos, nuestro dentista en Mérida podrá elaborar un plan personalizado para ver qué tipo de ortodoncia (convencional o invisible) y qué clase de tratamiento será mejor para cada paciente.

¿Crees que puedes necesitar un tratamiento de ortodoncia? No dudes en pedir cita en nuestra clínica dental en Mérida.