Con el invierno llegan las bajas temperaturas que, además de provocar muchos catarros, puede afectar a la salud de tus dientes y encías. En estos meses el sistema inmunológico de nuestro organismo se debilita y somos más propensos a padecer enfermedades.

En cuanto a la salud bucodental, las patologías más comunes en invierno son el dolor y sensibilidad dental, junto con las aftas y la irritación de garganta. Desde Clínica Dental Félix Izquierdo os contamos los efectos del frío en tu sonrisa y te damos algunos consejos para prevenirlos.

La sensibilidad dental es una de las principales molestias provocadas por la bajada de temperaturas. Este dolor dental se produce cuando hay un contraste entre el fío de la calle y el consumo de bebidas muy calientes. El desgaste del esmalte deja desprotegida la dentina que, ante estos cambios bruscos de temperatura, provoca una sensación muy molesta.

Prevenir esta situación es sencillo: protégete del frío y deja que se enfríen un poco los alimentos muy calientes. Una bufanda puede ser una gran aliada en el exterior, ya que el viento frío provoca directamente dolor dental. Además, usar una pasta de dientes adecuada para la sensibilidad dental minimizará las molestias.

El debilitamiento de las defensas del organismo favorece la aparición de aftas o llagas. Son pequeñas úlceras que aparecen, normalmente, en el interior de la cavidad oral y provocan dolor. Una buena higiene bucodental es imprescindible para evitar su aparición, y el consumo de alimentos con mucha vitamina C – como el kiwi o la naranja – ayudan a prevenirla. La vitamina C, además de reforzar el sistema inmunológico, protege las encías de las agresiones externas.

Si sientes hipersensibilidad dental o tienes una llaga que no cicatriza, ven a visitar nuestra clínica dental en Mérida. Queremos que luzcas tu mejor sonrisa durante todo el año, pide ya tu cita para revisar tu salud bucodental en este 2018.