Como seguramente ya habrás notado debido a las altas temperaturas, el verano ya está aquí. Y quizá no hayas pensado en que también en esta época debes cuidar tu sonrisa. A los cuidados habituales de tu salud bucodental, debes añadir algunos específicos de la época estival. Toma nota de cómo cuidar la sonrisa este verano para presumir cuando vayas de vacaciones.

Cuestiones a tener en cuenta para cuidar la sonrisa en verano

En nuestra clínica dental en Mérida hemos comprobado que en verano los pacientes tienden a tomarse más a la ligera el cuidado de su boca. Es entendible que en este tiempo la prioridad sea descansar y disfrutar del buen tiempo, pero las enfermedades bucodentales no descansan. Por eso debes tener en cuenta las siguientes cuestiones si no quieres llegar a septiembre con la asignatura pendiente de la salud de tu boca.

Higiene bucal, clave durante todo el año

Aunque pases más tiempo fuera de casa, no existen las excusas para descuidar la higiene de tus dientes. Mantener una buena limpieza y cepillados regulares es lo único que mantendrá tu boca libre de placa bacteriana y los problemas que conlleva. No sería una mala idea que te acostumbres a llevar un pequeño kit de higiene oral de viaje para tenerlo siempre todo controlado.

Verano, alimentación y sensibilidad dental

Durante el verano es más probable consumir productos con alto contenido en azúcar, perjudiciales para los dientes y la boca. Los helados y los refrescos están a la orden del día para tratar de sofocar el calor, pero deberías reducir su consumo todo lo posible. Además de la posibilidad de provocar caries, estos productos harán más probable que aparezca la molesta sensibilidad dental. En su lugar, opta por refrescarte con frutas y verduras, que además de refrescarte, son hidratantes y muy saludables para todo tu organismo.

Atención a los cambios de presión

Por último, también es recomendable prestar atención a los cambios de presión. En verano es habitual viajar en avión o practicar buceo, entre otras cosas. Situaciones que someten al organismo a cambios de presión más o menos bruscos. Estos cambios pueden afectar a la boca y agravar problemas existentes, por eso es algo que consultar con tu dentista en Mérida antes de ponerte en marcha.

Pide cita en nuestra clínica dental en Mérida y te haremos una revisión completa del estado actual de tu boca. ¡Disfrutar de un verano sin riesgos para tu boca está a tu alcance!